In English

Los EE.UU. deben tener una prueba más contundente para su guerra contra Irak
7/9/2002
Ivan Eland

El Vicepresidente Dick Cheney ha unido a los halcones de la administración Bush en un llamado para la guerra contra Irak. Ha afirmado, sin proporcionar las pruebas, que Saddam Hussein se encuentra acumulando armas de destrucción masiva (WMD su sigla en inglés) para utilizarlas contra los Estados Unidos y sus aliados. Pero la ira de los halcones contra Hussein se basa en emociones, no en un sano análisis. Las razones, siempre cambiantes, dadas para una invasión debieran hacernos ser suspicaces sobre la necesidad de una guerra contra el líder de una nación pequeña y relativamente pobre. Un análisis más profundo de los motivos de los halcones para la guerra, evidencia que los mismos suenan huecos:

Hussein está vinculado con los Ataques del 11 de septiembre y le brinda refugio a Al Qaeda

Supuestas reuniones en Praga entre el cabecilla de los ataques del 11 de septiembre y un agente de la inteligencia iraquí han demostrado ser difíciles de verificar. Incluso si son ciertas, las mismas no implican necesariamente a Hussein en el planeamiento o financiamiento de los ataques. Algunos de los terroristas de al Qaeda se encuentran al parecer en la actualidad en Irak. No obstante, un funcionario senior de la inteligencia estadounidense – presumiblemente con una visión más desinteresada que la de los funcionarios de la administración – destacó que no había sido demostrado que Hussein estaba albergando a tales terroristas; los mismos podrían estar en tránsito. La administración también afirma que los miembros de al Qaeda están en Irán y en 43 otras naciones, pero no se habla de remover a los gobiernos de esos países.

Irak es un Estado Patrocinador del Terrorismo

Es cierto. Pero Irán es el más activo estado patrocinador del terrorismo y posee más recursos con los cuales financiar tales actividades. Sin embargo, no ha habido sugerencia alguna de una invasión terrestre de Irán. Además, los grupos terroristas a los que Irak apoya, focalizan sus actividades en el Oriente Medio antes que contra los Estados Unidos.

Irak es una Amenaza para el Oriente Medio

Las fuerzas armadas iraquíes fueron devastadas por la Guerra del Golfo y han sido incapaces de reconstruirse: Una década de sanciones internacionales ha prevenido nuevas compras de armas e impedido los esfuerzos para conseguir piezas de repuesto militares. Los Estados Unidos, a medio mundo de distancia, ven una amenaza más grande en Irak que la que ven los vecinos de esta nación. Por ejemplo, los autocráticos gobernantes de Arabia Saudita están menos preocupados con la amenaza de Irak que respecto de la animosidad que está cocinándose entre los islamistas por las fuerzas de los EE.UU. que protegen a la monarquía saudita contra Irak.

Irak Posee Armas de Destrucción Masiva y Atacará a los Estados Unidos

Cheney parece alarmado de que el tiempo se está agotando antes de que Saddam utilice sus WMD contra los Estados Unidos. Pero Irak tenía armas biológicas y químicas al momento de la Guerra del Golfo (y probablemente desde siempre) y ha sido disuadido de usarlas contra los Estados Unidos por el arsenal nuclear estadounidense.

En peor de los casos, Cheney teme también que Irak pronto obtenga armas nucleares, pese a que admitió que nadie sabe cuan rápidamente lo hará. Pero los Estados Unidos no atacaron a la Unión Soviética o a la China maoísta para evitar que obtuviesen armas nucleares. Si los Estados Unidos han contenido y disuadido a tales grandes potencias con su arsenal nuclear masivo, deberían ser capaces de contener y disuadir a un Irak nuclear. La contención y la disuasión fracasarán solamente si Hussein es irracional. Pero Saddam ha demostrado más racionalidad que el errático Kim Jong Il de Corea del Norte o los teócratas radicales que gobiernan Irán. Además, Corea del Norte e Irán también tienen programas nucleares y están más próximos que Irak al desarrollo de misiles nucleares de largo alcance. Pakistán, una nación nuclear en la cual los islamistas podrían acceder al poder es probablemente una fuente más peligrosa de proliferación nuclear que Irak. ¿Por qué, entonces, la obsesión con la (puramente hipotética) amenaza de un Irak nuclear?

Según el Departamento de Defensa de los EE.UU., las amenazas para los Estados Unidos y sus aliados incluyen a 12 naciones que poseen programas de armas nucleares, 13 países que tienen armas biológicas, 16 naciones que poseen armas químicas y 28 países que disponen de misiles balísticos. ¿Cómo es que Irak es peor que el resto de esas naciones con WMD, incluyendo a otros "estados truhanes," como por ejemplo Irán, Libia, Siria, y Corea del Norte?

Irak Ha Invadido a Sus Vecinos y Ha Utilizado WMD en el Pasado

Si, pero Irak no está solo. Siria, Corea del Norte, y Libia han invadido a sus vecinos, y Libia empleó armas químicas en sus intervenciones en Chad.

Hussein Entregará WMD a al Qaeda

Más afinidad ideológica existe entre al Qaeda e Irán que entre el grupo terrorista e Irak. Al Qaeda es un grupo islámico fundamentalista que desea derrocar a los regímenes seculares corruptos en el Oriente Medio. Hussein tendría que desconfiar de que tales armas pudiesen ser empleadas contra él.

La administración ha fracasado en demostrar porqué Irak es peor que otros estados represivos con WMD. Incluso, menos aún ha probado la administración que Irak es una amenaza para los Estados Unidos. Los intransigentes de la administración no deberían utilizar a la tragedia del 11 de septiembre para ajustar cuentas con Saddam Hussein.

Traducido por Gabriel Gasave


Ivan Eland es Investigador Asociado Senior y Director, Centro Para la Paz y la Libertad en The Independent Institute en Oakland, California, y autor de los libros Recarving Rushmore: Ranking the Presidents on Peace, Prosperity, and Liberty, The Empire Has No Clothes, y Putting “Defense” Back into U.S. Defense Policy.




  • MyGovCost.org
  • FDAReview.org
  • OnPower.org
  • elindependent.org