In English

¿Se está confirmando el “escenario optimista” de EE.UU. en Irak?
31/3/2003
Ivan Eland

    “El enemigo contra el cual estamos luchando es diferente de aquel contra el que realizamos simulacros. Sabíamos que estaban aquí, pero no sabíamos cómo lucharían.”
    – Teniente. Gral. William S. Wallace, Comandante de EE.UU., Cuerpo V

En su guerra preventiva contra Irak, los Estados Unidos han incurrido en varios errores estratégicos y tácticos, pero los iraquíes parecen resueltos a incurrir en algunas equivocaciones tácticas propias. Solamente el tiempo dirá si el esfuerzo bélico de EE.UU. puede recuperarse de dichos errores iniciales

Errores Estratégicos y Tácticos de los EE.UU..

  • Los Estados Unidos están intentando abrir un segundo frente en el norte. Una brigada aerotransportada ha sido lanzada en paracaídas para evitar que los turcos y los kurdos se enfrenten, para proteger a los yacimientos de petróleo iraquíes del norte, y para preparar el camino para el aterrizaje de más tropas. Pero a menos que los militares de EE.UU. asignen blindados aerotransportados masivos e ineficaces, las fuerzas en el norte serán livianas y no harán mucha diferencia en el conflicto. La negativa turca de facilitar las bases aéreas y terrestres realmente socavó a los EE.UU.. Es muy difícil llevar ahora fuerzas pesadas al norte – de modo tal de permitir que los Estados Unidos ataquen con eficacia a Bagdad tanto desde el norte como desde el sur. Por lo tanto, el único ataque efectivo que los EE.UU. pueden lograr será sobre el frente sureño. Atacar a otra nación islámica sin provocación y sin apoyo internacional tiene su precio – los gobiernos de los países islámicos corren riesgos internos al apoyar a los Estados Unidos. Turquía, por ejemplo, se encuentra poco dispuesta a correr esos riesgos.

  • A la Cuarta División de Infantería (mecanizada) le tomará un cierto tiempo acceder al campo de batalla. Los Estados Unidos tendrán que probablemente esperar para atacar Bagdad hasta que ella llegue allí. Si las fuerzas de EE.UU. insisten en avanzar en Bagdad antes de que arriben tropas adicionales, podrían hacer frente a otro Stalingrado. De hecho, pueden hacer frente a otro Stalingrado aún si traen fuerzas adicionales. En Basora, los británicos han sido resistidos en la bahía por remanentes de una unidad militar y pequeños números de guerrilleros. Bagdad es más grande, defendida arduamente por fuerzas de elite, y es la ciudad capital. Incluso fuerzas más grandes de los EE.UU. podrían ser frustradas por una resistencia feroz.

  • No pretendiendo hacer conjeturas de segunda mano, era evidente desde hace meses atrás para este autor y para otros analistas militares que el plan militar no pondría fuerzas suficientes en tierra para hacer el trabajo. La administración de Bush incurrió en el mismo error dos veces en Afganistán. Aunque buscando incomprensiblemente "sacarla barata" y con "muertes limitadas" – esta perspectiva de los líderes políticos de EE.UU. refleja generalmente el débil apoyo del público para las guerras no del todo vitales para la seguridad nacional de EE.UU.. Y, cuando las muertes comienzan a ocurrir (Ej.: el Líbano, Somalia, y Vietnam), el apoyo del público se evapora rápidamente. Esta estrategia de "sacarla barata" generalmente incurre en muchas más muertes, y no en menos, a medida que las misiones predecibles fracasan.

  • Para ser eficaz en su guerra, la estrategia de los EE.UU. de "conmoción y espanto" no debería haber incluido tan solo al poderío aéreo. Los Estados Unidos deberían haber acumulado fuerzas terrestres más grandes y haberlas liberado todas de una vez. El régimen iraquí habría estado de ese modo más proclive a capitular. Si no deseaban utilizar todas las fuerzas pesadas, deberían por lo menos haberlas tenido en la zona – es decir, esperando en la frontera iraquí. La 1ra Armada, la 1ra Caballería, y el 3er Regimiento Armado de Caballería ahora necesitarán meses para llegar al campo de batalla. Incluso a la 4ta División de Infantería (Mecanizada) le tomará un rato ubicarse en posición para un asalto sobre Bagdad. La conducción civil de EE.UU. no empleó tiempo en acumular fuerzas terrestres de EE.UU. porque estaba demasiado confiada de una victoria fácil sin mayores enfrentamientos, y los funcionarios de EE.UU. no deseaban demorarse más en lanzar su guerra preventiva a medida que la tendencia de la opinión mundial se extendía rápidamente contra ellos.

  • Las fuerzas armadas no deberían haberse comprometido con el Secretario Rumsfeld y haber disminuido los totales de la fuerza terrestre. Los Estados Unidos no enviaron suficientes tropas a efectos de atacar Bagdad, proteger adecuadamente sus líneas de abastecimiento, y alimentar y manejar a la población Iraquí en las ciudades. Fallar en asegurar las líneas de abastecimiento de un ejército y los flancos es un error militar elemental. A través de la historia militar, los gobiernos han preferido atacar los suministros en la vulnerable retaguardia del enemigo. ¿Para qué combatir a una fuerza pesadamente armada y tratar de destruir sus tanques cuando es mucho más fácil atacar su abastecimiento de municiones y de combustible; el efecto es el mismo – una fuerza armada ineficaz?

  • La peor cosa que las fuerzas pueden hacer en una batalla es subestimar a sus oponentes. Esta subestimación ha acontecido a través de la historia militar y le ha ocurrido a los Estados Unidos antes. En Vietnam, dio lugar a una derrota. En Kosovo, los EE.UU. comenzaron bombardeando y contaban con que Milosevic capitulara inmediatamente. Cuando eso no ocurrió, no había "Plan B." Ahora al parecer de fuentes anónimas en el Pentágono, otra vez no ha habido un "Plan B" para el caso que los Iraquíes no se doblegasen y se rindieran rápidamente.

  • Tal como fue implementada, la pobremente programada invasión de EE.UU. ha traído aparejada que los EE.UU. soporten severos problemas climáticos.

  • ¿Cómo conciliar la observación de que los Estados Unidos necesitaban comenzar su invasión más temprano (si ellos insistían en ese dudoso propósito en primer lugar) con la aserción de que no tenían una suficiente acumulación de fuerzas? Los Estados Unidos deberían haber admitido simplemente que planeaban atacar Bagdad sin importar lo que las inspecciones de la ONU demostrasen, y dispensada con el fingido apoyo de los EE.UU. de reasumir las inspecciones. Esto hubiese permitido acumular más tiempo antes de que el clima se tornara malo. (Mejor aún hubiese sido no atacar Irak del todo o permitir al menos que las inspecciones continuasen por otros nueve meses para ver qué podría descubrirse y hasta que el clima fuese el optimo). La administración ha estado planeando esta guerra durante al menos un año. (Por supuesto, Saddam Hussein ha estado planeándola durante 12 años.)

  • Incluso en la estela de los problemas en Kosovo, Rumsfeld esperaba demasiado del poder aéreo. Cuando se está limitado por el terreno urbano y se procura reducir la muerte de civiles, una guerra aérea se vuelve mucho más dura que tanques tintineantes en el desierto abierto como en la Tormenta del Desierto de 1991. Los Estados Unidos están aprendiendo las limitaciones del poder aéreo en esta clase totalmente diferente de guerra, y esta clase de guerra puede no ser el juego fuerte de los EE.UU..

  • Fundamentalmente, la administración de Bush debería haber pensado dos veces respecto de los costos de invadir una nación y obligar a su pueblo y a su régimen a luchar por sus vidas y su patria. La clave para toda esta campaña es la reacción de los niños chiitas hacia los invasores. La gente que debiera ser la más amistosa hacia los soldados de EE.UU. le arrojó piedras. Esto significa que los Estados Unidos pueden haber calculado mal la reacción del pueblo Iraquí. Muchos parecen mirar simplemente a los Estados Unidos no como libertador, sino como un hostil invasor extranjero. Esta reacción pública adversa alargará la guerra y tornará mucho más dificultosa a la ocupación de EE.UU.. Es posible que la actividad guerrillera pueda tener lugar aún mucho después de que la guerra concluya.

Potenciales Errores Tácticos Iraquíes

  • Las fuerzas irregulares iraquíes ejecutaron un magistral movimiento táctico esperando hasta que las fuerzas de EE.UU. pasaran para después atacar sus líneas de abastecimiento. Aquellos analistas que sostienen que los EE.UU. efectuaron uno de los avances más rápidos de la historia ignoran el hecho de que la resistencia no tomó la forma de unidades en bloque, sino de ataques irregulares a las líneas de abastecimiento de EE.UU.. Los EE.UU. no emplearon suficiente tiempo y esfuerzo en custodiar a las líneas de aprovisionamiento. Quizás los Estados Unidos hubiesen estado mejor aconsejados al proceder un poco más lentamente. Ese rápido avance ahora vale poco si el asalto sobre Bagdad tiene que ser demorado para retroceder y afirmar la seguridad de las líneas de abastecimiento.

  • Dicho eso, Irak parece estar incurriendo en una equivocación al mover a sus divisiones de la Guardia Republicana en otras direcciones que no sean Bagdad. Están aún buscando refugio, pero estarían mejor servidas si ofreciesen cierta resistencia y después se retiraran para atraer a las fuerzas de EE.UU. hacia atrás y en Bagdad. Tal vez efectuarán esta desviada retirada, pero el movimiento de la división de Bagdad hacia las fuerzas de EE.UU. puede ser un mal movimiento de su parte. Por otra parte, Saddam podría haber ubicado a la división de Medina en Karbala (apenas una 50 millas al sur de Bagdad) por una razón importante. Karbala es el sitio santo de los chiitas en donde los sunnitas mataron a los nietos del profeta Mohammed y a muchos de los chiitas. Defendiendo el sitio santo de los chiitas contra los invasores extranjeros, Saddam – un sunita– podría estar intentando mantener a los chiitas unificados con los sunnitas en la defensa de Irak contra un invasor extranjero. Tener el apoyo del sur shiita – donde está teniendo lugar una extensa actividad guerrillera que depende del apoyo de la población – oponiéndose a la invasión puede valer el sacrificar una división de la Guardia Republicana. Atacar la división de Medina en Karbala puede encender a una población de chiitas que ha sido ya poco entusiasta acerca de la invasión de EE.UU.. Combates han tenido ya lugar en Najaf, otro sitio santo shiita, el cual podría tener el mismo efecto sobre la población shiita.

Posibles Resultados

  • Pero incluso si los Estados Unidos eliminan a la mayoría de las divisiones sureñas de la Guardia Republicana (GR) – las divisiones de Bagdad y de Medina – ello no implica aún que el régimen se desmenuzará. Dado el control de la información por parte del régimen, no hay certeza de que las otras divisiones GR y GR Especial más cercanas a o en Bagdad pudiesen percatarse acerca del grado de destrucción. Incluso si lo hicieran, no pueden tener ninguna otra opción que no fuese la de defender el suelo Iraquí y al régimen. Después de todo, los EE.UU. cometieron el error de hablar vagamente acerca de los crímenes de guerra y de no limitarla a la familia de Hussein. Así, estas divisiones, las cuales han atemorizado al pueblo iraquí, son como serpientes arrinconadas sin un lugar a donde ir. En síntesis, es posible que los Estados Unidos están encaminados hacia una batalla en Bagdad que se asemeje a la horrible batalla por Stalingrado en la Segunda Guerra Mundial o la de Groznia más recientemente en Chechenia.

  • La segunda guerra en Chechenia puede ser particularmente instructiva dado que mucho tiempo después de que las principales batallas concluyeran, la resistencia de la guerrilla había continuado. Los Estados Unidos, como con los rusos en Chechenia, pueden ser forzados a una ocupación indefinida de ese territorio para mantener contenida a la insurgencia. Los Estados Unidos pueden ser vistos como un infiel que ocupa suelo islámico (como la ocupación Soviética de Afganistán). Los combatientes ya están siendo reclutados a través del globo para luchar contra los Estados Unidos en Irak. Algunos de esos combatientes pueden cometer ataques terroristas contra las fuerzas de EE.UU. en Irak o contra otros blancos de EE.UU. alrededor del mundo.

  • Existe incluso la posibilidad de que los EE.UU. pudiesen perder la guerra. Pienso que los iraquíes desearían usar la fuerza de la opinión pública de EE.UU. prolongando la guerra – como lo hicieron los vietnamitas del Norte. Ésa es una posibilidad algo menos probable dado el terreno en Irak, pero una que existe. Pero, por supuesto, Siria e incluso Irán podrían proporcionar un refugio seguro al otro lado de la frontera para las guerrillas anti-EE.UU.. Como mínimo, las guerrillas podrían incluso cometer actos de terrorismo en áreas urbanas y forzar a los EE.UU. a agotarse – como Gran Bretaña lo hiciera en Palestina.

La guerra es imprevisible, pero los EE.UU. deberían haberse preparado para lo peor y no fue así. Parece ahora que los Estados Unidos han cometido errores cruciales subestimando a su oponente y a la fortaleza de los ciudadanos iraquíes para apoyar la resistencia contra los Estados Unidos. El liderazgo civil en el Pentágono estuvo demasiado confiado. Tal vez los Estados Unidos puedan recuperarse de éstos incipientes tropiezos. Solamente el tiempo lo dirá.

Traducido por Gabriel Gasave


Ivan Eland es Investigador Asociado Senior y Director, Centro Para la Paz y la Libertad en The Independent Institute en Oakland, California, y autor de los libros Recarving Rushmore: Ranking the Presidents on Peace, Prosperity, and Liberty, The Empire Has No Clothes, y Putting “Defense” Back into U.S. Defense Policy.




  • MyGovCost.org
  • FDAReview.org
  • OnPower.org
  • elindependent.org