In English

El índice industrial Dow Jones tocó los 10.000 puntos.... ¿Qué significa eso?
17/3/1999
Mary Kane

¿Se siente algo más rico hoy?

El promedio del índice industrial Dow Jones alcanzó ayer la marca récord de 10.000 puntos, dándole a los consumidores otro motivo para sentirse entusiastas respecto de la economía. Pero no es probable que eso los haga salir de repente a despilfarrar su dinero, afirman los economistas.

"Es mayormente una cosa simbólica", dijo del hito de corta vida que fueron los 10.000 puntos el economista de la Ohio University Richard Vedder. El índice Dow finalizó la jornada en baja, cerrando en 9.930,47.

"De tener algún efecto, puede ser uno modesto, el de recordarle a la gente su riqueza. Paro para la mayoría de las familias estadounidenses, este auge particular en el mercado de valores no es tan importante", sostuvo Vedder.

Ken Goldstein, un economista de la Conference Board in New York, agregó: "Pueden estar celebrando en Newport, Rhode Island, pero la mayor parte de los consumidores tan solo observará esto y le prestará más atención a quién gana las apuestas del básquetbol universitario en marzo ".

Eso se debe a que para los individuos que tienen dinero en el mercado, lo más importante que deben saber sobre las acciones es su ascenso continuo y sostenido desde comienzos de los años 90. Algunos economistas consideran que esto ha creado un "efecto de riqueza"-la gente gasta más cuando se siente más rica.

El gasto de los consumidores, el cual alimenta a dos tercios de la actividad económica de la nación, se encuentra en niveles récord.

Vedder y algunos otros creen que la gente observa incremento en sus carteras de títulos y se sienten seguros gastando más dinero.

Una evidencia adicional la constituyen las tasas de ahorro, las cuales recientemente se tornaron en números negativos por primera vez desde la Gran Depresión. "La gente piensa, ''''No tenemos que ahorrar. Tenemos mucho dinero''''" dijo Vedder.

Un problema con el efecto de riqueza, si embargo, es que el mismo opera en sentido opuesto cuando la gente siente que está perdiendo dinero. Pocos economistas consideran que las acciones puedan sostener su buen momento, y cuando los individuos empiecen a ver que su dinero de la jubilación se está reduciendo, no va a ser agradale.

"El problema es que la riqueza puede disminuir así como puede subir", dijo Vedder. "Podría ser que la gente se queme".

Hasta ahora, dijo, la mayor parte de los consumidores no están gastando más allá de lo que podía esperarse, debido a sus activos incrementados. Sin embargo no es solamente el mercado el que impulsa el gasto.

"La gente gasta porque sus ingresos han subido, su situación laboral es bastante segura, y consideran que hay un buen futuro", dijo Cynthia Latta, una economista de la firma Standard & Poor''''s/DRI en Lexington, Massachussets.

Y no todos los economistas creen que el efecto de riqueza del mercado accionario tenga mucha relevancia. En principio, señalan que para la mayoría de los estadounidenses su mayor activo es una casa, no una cartera de títulos.

La Reserva Federal informó que el valor de las carteras de acciones de los hogares estadounidenses representa en la actualidad el 25 por ciento del total de los activos hogareños, una suba respecto del 10,4 por ciento tan solo hace 10 años.

Pero eso significa que el 75 por ciento de sus activos está en otra parte, destacó Goldstein de la Conference Board.

Dado que la mayoría de la gente tiene sus activos en otra cosa que no sean acciones, el gran incremento, y especialmente una marca récord de 10.000 puntos, no significa mucho salvo para Wall Street, que tiene un interés particular en él.

"Es todo un juego", sostuvo Goldstein.

Duda del hecho de que incluso los consumidores con acciones estén gastando más debido aun mercado rico. "No sé de nadie que vendiera una acción de IBM para ir a comprar un lavarropas" sostuvo.

Junto con sus activos, los consumidores tienen también muchas deudas, señaló Goldstein. Una gran caída en el mercado podría hacer que los consumidores disminuyan tanto su gasto como su endeudamiento. Pero esa caída debería ser tanto dramática como sostenida para modificar realmente el modo en el que la mayor parte de los consumidores siente acerca de la economía, dijo.

A pesar de que no todos los economistas tienen un visión tan negativa del efecto de riqueza, la mayoría está de acuerdo en que se necesitará más que un nuevo récord para cambiar el comportamiento del consumidor.

"Si el mercado cae retrotrayéndose a los 7.000 puntos, no va a conseguir mucha gente que se arroje por la ventana", dijo Goldstein. "Al mismo tiempo, alcanzar los 10.000 puntos no los hará salir corriendo a tomarse una copa de champaña".

Traducido por Gabriel Gasave




  • MyGovCost.org
  • FDAReview.org
  • OnPower.org
  • elindependent.org