In English

¿La justicia o la política fue lo que llevó a los arrestos en el caso del equipo de lacrosse de la Universidad Duke?
18/4/2006
Wendy McElroy

Bien temprano en la mañana del martes, dos jóvenes blancos de 20 años de edad, miembros del equipo de lacrosse de la Duke University fueron arrestados por la violación y secuestro de una mujer negra que había sido contratada para desnudarse en una fiesta el 13 marzo.

Su arresto es la culminación de los extraordinarios esfuerzos del Fiscal de Distrito de Durham Mike Nifong. Aún antes de que fuese analizada la prueba de ADN, Nifong lanzó una ofensiva en los medios de comunicación que se extendió durante una semana. Según sus estimaciones, concedió "unas 70 entrevistas" con el tema en común de que él le creía a la ''''víctima.''''

¿Por qué estuvo tan decidido a enjuiciarlos?

Los móviles del equipo de lacrosse y su acusadora están generando bataholas en Internet y desatando contiendas en la televisión de todo el país.

Los hombres arrestados, Reade Seligmann y Collin Finnerty han sido calificados, con sus nombres y fotografías, como atroces delincuentes y racistas; la palabra ''''potenciales'''' se ha perdido en el sensacionalismo. Incluso antes de su acusación, Finnerty había sido mencionado por el New York Times por atacar a un hombre en noviembre pasado. Si resultan condenados, cada uno enfrentará una pena mínima de dieciséis años en prisión.

Ya sea que los jóvenes sean considerados inocentes o culpables, sus vidas bien pueden estar arruinadas.

Mientras tanto, la costumbre legal y de los medios protege la identidad y los antecedentes penales de su acusadora. He tenido frente a mí durante una semana el nombre de la acusadora y una copia de su prontuario policial. Pero nadie desea ser tan indecoroso como para publicarlo o sugerir las fuertes razones que podrían haber provocado una mentira.

Por ejemplo, si ella hubiese sido arrestada nuevamente (quizás por embriaguez pública después de su denudo), bien podría haber perdido los beneficios que el sistema de bienestar social le otorga a sus hijos.

Felizmente no hay ninguna denunciante que pueda ser anunciada y cuyos motivos puedan ser minuciosamente analizados: Mike Nifong.

Pocos después de que aparecieran las acusaciones y mucho antes de que un Gran Jurado fuese convocado, Nifong anunció que le creía a la ''''víctima'''' y, de esa forma, calificó a los acusados—quienquiera que sean—como culpables. En ese punto, sin embargo, las declaraciones de principios de Nifong no eran nada más que su opinión personal acerca de una investigación en curso.

¿Por qué hizo una aparición en los medios casi sin precedentes?

El 2 de mayo, Nifong estará postulándose a la reelección como Fiscal de Distrito de Durham en una carrera acaloradamente competitiva contra otros dos demócratas: Freda Black y Keith Bishop.

Durham, en Carolina del Norte es una ciudad de clase media donde el ingreso promedio anual es aproximadamente de $47.000; alrededor del 44 por ciento de su población es afro-estadounidense. Durham es también la sede de la Duke University que forma parte de la selecta liga ivy, y donde el costo anual de la matrícula ronda los $43,000. Hay una historia de conflicto entre los habitantes de la ciudad y los universitarios, y son los primeros quienes eligen a los fiscales de distrito. El hecho de realizar una cruzada en nombre de una habitante negra violada por ricos estudiantes blancos de Duke podría haberse visto como la ola perfecta para ser impulsado al cargo.

Entonces volvió a aparecer el tema del análisis de ADN. Nifong había resaltado la vital importancia de esta evidencia, afirmando que "La próxima semana, sabremos exactamente quién estuvo involucrado"

Ninguna de las 46 muestras de ADN pudo ser relacionada de alguna manera con la supuesta víctima. Nifong destacó que la ausencia de dicha evidencia no significaba nada incluso en el caso de una violenta violación pandillera. Se basará, en cambio, en la evidencia médica y los reconocimientos por parte de la acusadora.

Luego aparecieron fotos fechadas de la denunciante. Nifong había señalado a sus lesiones como una prueba de un ataque. Pero las fotos indican que ella arribó golpeada a la fiesta. No obstante ello, por entonces Nifong no estaba ya hablando con los medios debido a que sus palabras iniciales estaban regresando para rondarlo.

¿Cómo? La Regla 3.8 (f) de las Reglas de Conducta de la American Bar Association establece que, "a excepción de las declaraciones que son necesarias para informar al público de la naturaleza y alcance de la acción del fiscal y que sirven a un legítimo propósito de aplicar la ley, abstenerse de efectuar comentarios extrajudiciales que tengan una probabilidad sustancial de acrecentar la condena pública del acusado..."

Nifong obró inadecuadamente como fiscal al "acrecentar la condena pública del acusado". En un momento en el que debería haber estado investigando la posibilidad de dos crímenes-una supuesta violación y una alegación potencialmente falsa-actuó como un defensor de una de las partes.

Nifong también vició la elección del jurado al disminuir la imparcialidad de la comunidad de la cual serían escogidos los mismos.

En debates vinculados a los comicios del 2 de mayo, la candidata a fiscal Black pertinentemente rechazó hacer comentarios sobre la supuesta violación en virtud de un posible conflicto de intereses.

"Si mi campaña es exitosa, puedo terminar manejando este caso y no deseo poner en peligro mi capacidad de hacerlo eficaz y equitativamente al efectuar comentarios sin todos los hechos en la mano". El comentario fue una clara bofetada a Nifong.

El candidato a fiscal de Distrito Bishop expresó preocupación "acerca de sí esto está siendo politizado, o sí Nifong y su grupo tan solo están jugando con el público".

''''El público'''' en cuestión es ''''la ciudad'''' que ha clamado por arrestos. La influyente People''''s Alliance de Durham ha avalado la candidatura de Nifong. Respecto de la supuesta violación, la People''''s Alliance declara que "apoya totalmente la lucha de esta joven mujer".

Los arrestos lo ayudan a asegurarse la reelección.

De manera predecible, Nifong desea ahora trabajar lejos de los ojos del público.

Según un periódico local, Nifong recientemente salió de un baño de hombres y se encontró rodeado de ávidos reporteros. Nifong reclamó, "Deseo que puedan encontrar la manera de devolverme mi anonimato".

El tiempo para ser vergonzoso ha ya pasado sobradamente.

Hay tres partes a las que un público más amplio debería escudriñar y exonerar sí es que corresponde: los hombres arrestados, su acusadora, y el Fiscal de Distrito Nifong.

Traducido por Gabriel Gasave


Wendy McElroy es Investigadora Asociada en the Independent Institute y directora de los libros del Instituto, Freedom, Feminism and the State y Liberty for Women: Freedom and Feminism in the Twenty-first Century.




  • MyGovCost.org
  • FDAReview.org
  • OnPower.org
  • elindependent.org